sábado, 31 de mayo de 2008

Arqueólogos ayudaron apagar fuegos prendidos por invasores de sitios mayas




Petén/Guatemala.- Arqueólogos que la semana pasada iban a visitar el sitio maya “La Cornona” en el Parque Nacional Laguna de Tigre en el norte de Petén para elaborar allá mapas del sitio tuvieron que cambiar sus instrumentos de medición por machetes y baldes de agua. Antes de dedicarse a sus objetos de investigación, en la zona existen docenas de montículos mayas, los científicos y sus equipos tuvieron que apagar fuegos forestales durante dos semanas.

Invasores ilegales, probablemente vinculados al narcotráfico habían provocado los incendios. “Podemos controlar el fuego, pero los invasores los encienden de nuevo. En esta ocasión las lluvias nos ayudaron a apagarlos pero la amenaza sigue,” explica Mariela López, Directora de CONAP para el Petén que está a cargo desde comienzo de abril de este año.

El norte del departamento, donde en sus selvas densas todavía existen especies como el jaguar y la guacamaya, se ha convertido en una ruta preferida de los carteles de narcotráfico.

Allá los contrabandistas de drogas usan pistas de aterrizaje clandestinos donde llegan aviones pequeños con cocaína que es trasladada a camiones que a su vez cruzan de manera ilegal la frontera con México. De ahí se lleva la droga a los consumidores en los Estados Unidos.

Vaya aquí al articulo original (en inglés): Reuters